Francia en visperas de la revolución


La revolución Francesa fue el movimiento histórico que se desarrollo entre los años 1787 y 1799, en el cual participaron la nobleza, después la burguesía y el pueblo, el cual trajo como consecuencia el fin del sistema absolutista y la conducción del país para la estructuración para la base liberal y luego el sistema republicano.

En Francia, la población total era de unos 23 millones de habitantes, mas del 80% vivía en zonas rurales. París la capital tenia alredor de 600 mil. La aldea siguió siendo, entonces siendo el principal escenario de la vida campesina.

Hacia finales del siglo XVIII no existía otro país más soliviando que Francia. No era que los franceses se hallasen en peor situación que los demás pueblos; al contrario, los franceses hasta cierto punto, de mayor desahogo. Quizás el motivo de su inquietud se debía a que al gozar de algún bienestar, las ideas habían circulado con mayor facilidad y siendo más instruidos y estando en posesión de ideas más exactas, de cómo debía ser un estado bien organizado, sentían con mayor intensidad entre su ideal y lo que Francia de entonces con su soberano absoluto, su nobleza corrompida y su estructura medieval representaban en su realidad.
En aquella época, la sociedad francesa se dividía en grupos sociales llamados estados: nobleza, clero y estado llano. Los dos primeros disfrutaban de privilegios, por ejemplo, no pagaban impuestos a la corona y ocupaban los cargos de primera importancia en el gobierno, el ejército y la iglesia. El tercer estado pagaba impuesto a  la corona y a la nobleza, y el diezmo a la iglesia.
La nobleza estaba conformada por los nobles de nacimientos y la nobleza de toga, de origen burgués que había adquirido títulos nobiliarios y cargos administrativos del estado.
El clero, compuesto por el alto y bajo clero. Los primeros eran nobles de origen, los segundos provenían del sector popular.
El estado llano o tercer estado, lo constituían los banqueros, comerciantes, profesionales, propietarios de talleres artesanales, pequeños propietarios, artesanos, trabajadores urbanos y los campesinos, quienes constituían el grupo más numeroso. En este grupo destacaba la burguesía por sus bienes y riquezas y por su educación, aunque se encontraban excluidos de los cargos públicos de importancia.





0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada